El BDA es una organización de la Sociedad Civil, que inició sus operaciones el día 16 de junio del año 1991. Su función principal es la gestión y distribución de alimentos donados por empresas y particulares, los cuales se destinan a las familias pobres del Estado de Jalisco.El objetivo de la asociación es contribuir a la reducción de la inseguridad alimentaria que afecta a 1.299 millones de personas en el Estado de Jalisco. El Banco de Alimentos surgió de la iniciativa de tres empresarios jaliscienses*, quienes percibieron que mientras una gran cantidad de toneladas de comida en buen estado terminaba en la basura, miles de familias padecían graves insuficiencias en su alimentación. Esta situación los animó, con el apoyo de Cáritas Guadalajara y los comerciantes del Mercado de Abastos de Guadalajara, a constituir una asociación civil capaz de recuperar el alimento en buen estado y llevarlo a los más necesitados. El modelo operativo del BDA resultó exitoso e inspiró la creación de otras 59 Bancos similares en México, las cuales están agrupadas en Bancos de Alimentos de México A.C. (BAMX).

Actualmente, el BDA distribuye alimento a más de 90,000 personas, en el Estado de Jalisco y en un Municipio del Estado de Nayarit. Cada mes se entregan más de 30,000 despensas las que se entregan anualmente a los beneficiarios gracias a las donaciones de las empresas dedicadas a la comercialización y/o transformación de alimentos, así como de las zonas agrícolas de Jalisco.Para realizar la distribución de alimento se realizan estudios socioeconómicos, asignando las despensas a quienes, por razones justificadas, no pueden satisfacer sus necesidades alimentarias en forma adecuada. Por otra parte, el BDA cuenta con las medidas administrativas y de auditoría, necesarias para asegurar que las donaciones lleguen a su destino en tiempo y forma.

Además de la entrega directa de alimento a las comunidades, el BDA apoya con alimento a un promedio de 89 instituciones de asistencia social, que a su vez apoyan a personas de la tercera edad, a huérfanos, a personas que están en proceso de rehabilitación por adicciones y otras causas de alto valor para la sociedad. Durante toda su existencia, el BDA ha logrado movilizar más de 200 mil toneladas de alimento a quienes más lo necesitan y ha trabajado en la sensibilización de la sociedad para promover la solidaridad hacia las familias pobres y aprovechar el alimento que hoy se desperdicia.

¿CÓMO LO HACEMOS?

FUNDADORES

Ricardo Bon Echavarría

Originario de Culiacán, Sinaloa y ha radicado en la ciudad de Guadalajara, Jalisco desde su juventud. En esta ciudad, desde muy temprana edad hizo conciencia sobre los problemas sociales de nuestro país y durante su permanencia en el Seminario Menor de Guadalajara, refrendó su interés por los desamparados y una filosofía de ayuda al prójimo, que ha seguido durante las distintas etapas de su vida. En colaboración con Don Everardo Cornejo Padilla y Don Luis Adolfo Orozco Fernández promovió, en 1991, el Banco de Alimentos Cáritas de Guadalajara A.C., que en 1997 se convirtió en el Banco Diocesano de Alimentos Guadalajara A.C.

Luis Adolfo Orozco Fernández (Q.E.P.D.)

Nació en el Distrito Federal el 30 de Noviembre de 1925. En iniciativas de carácter social y espiritual, fue fundador de las pláticas prematrimoniales junto con su esposa, durante 28 años. Participó activamente en el Movimiento Familiar Cristiano y al Equipo de Pastoral Familiar Diocesano Nacional y Regional. Fue Fundador y Presidente del Banco Diocesano de Alimentos Guadalajara A.C. y Promotor de la Asociación Mexicana de Bancos de Alimentos A.C., así como de los Bancos de Alimentos de Jalisco. Por su valiosa contribución a las causas humanitarias y su destacada trayectoria empresarial, el Sistema DIF del Estado de Jalisco lo distinguió con el “Reconocimiento del Gobierno de Jalisco a sus Adultos Mayores Distinguidos, 2008”.

Don Everardo Cornejo Padilla (Q.E.P.D.)

Don Everardo fue originario de Valle de Guadalupe, Estado de Jalisco, donde nació el día 6 de Octubre de 1926 y falleció el 13 de Mayo del año 2010. El éxito obtenido como empresario, es equiparable con su desempeño en los organismos de ayuda social entre los que destacan: Cáritas Diocesana de Guadalajara, así como el Banco Diocesano de Alimentos Guadalajara A.C. (BDA), del cual fue Presidente del Consejo Directivo y contribuyó significativamente a su desarrollo. En otras causas sociales, se distinguió como un incansable patrocinador de programas y acciones solidarias, como es El Nayar, destacando su ayuda a diversos asilos y otras entidades que se dedican a dar atención a la población vulnerable.